Life is pink

Tropicart 50x30

Tropicalia, Rara Avis y Life is Pink son las tres propuestas que Ramón Tormes, Atauri y Miki Lowe -respectivamente- presentan para inaugurar la primavera en la galería. Allí podrás ver osos polares tomando el sol en la playa, flores que nacen de pelotas de ping-pong y glamurosas palmeras rosadas de una Palm Beach ideada a base de collages. Toda una celebración del optimismo.

‘TROPICALIA’ (RAMÓN TORMES)

“Si hay algo que caracteriza la obra de Ramón Tormes es su capacidad para crear y decorar paraísos que solo existen en su imaginación. En el ilusorio geométrico y biodiverso del artista tiene la misma trascendencia el álbum de cromos de Vida y Color que la simetría matemática de un rosetón gótico. Imaginen que la ciencia y el arte se diesen la mano para emprender juntas un paseo de destino indeterminado. La foto fija de esa secuencia bien podría ser una obra de Ramón Tormes.

En su serie ‘Tropicalia’, el creador regresa a su ficticio personal –si es que alguna vez lo abandonó- para demostrarnos que la naturaleza está llena de formas artísticas. Gracias a un excelente conocimiento de la técnica de fotocomposición digital, Ramón emplea el collage para manifestar que sus paraísos son mucho más artificiales de los que pudiese haber visitado Baudelaire hace un siglo y medio. En este universo imaginario los delfines saltan entre nubes, los pingüinos conviven con las mariposas y crecen palmeras en los paisajes polares. El poder onírico de la infancia en manos de un adulto vitalista.

Me alegra comprobar que en el paraíso colorista creado por Ramón no hay espacio para el ser humano. A estas alturas sería inviable fantasear con un edén en el que habitase un ejemplar del mayor depredador de la Historia. Por eso el hombre, como especie, es el gran ausente de esta obra. Solo en una pieza intuimos la civilización en una construcción palaciega que corona una isla pero, aunque seguramente en la pretensión del artista solo resida la interferencia de la alucinación como elemento distorsionador de todo sueño, algunos vemos la cicatriz de un desarrollo urbanístico que antepuso la ostentación del placer restringido a la belleza del paisaje inexplorado. Es lo que tiene haber crecido en la costa mediterránea.

Búsquenle un retiro vacacional a su lógica y acepten la invitación de Ramón Tormes a su ‘Tropicalia’ particular. Como el movimiento musical de igual nombre, a finales de los 60, allá por el siglo pasado, esta ‘Tropicalia’ también es fusión. Aquí también hay rock and roll, bossa nova y psicodelia. Porque si en algún lugar tiene sentido la confusión es en el arte”.

Ramón Tormes (Salamanca, 1963). Desde muy joven, y gracias a que parte de su familia reside en la República Dominicana, pasa en el Caribe largas temporadas cautivado por su cultura y naturaleza.

Cursa estudios en la Escuela de Artes Aplicadas de Salamanca y a mediados de los 80 se traslada a Madrid, donde vive y participa intensamente del bullicio de una capital inmersa en la denominada ‘movida’. A comienzos de los 90 se traslada a Ibiza, donde pasa casi seis años colmando sus deseos de disfrutar la vida al máximo, y más tarde, con su maleta vital ya repleta de experiencias, regresa a su Salamanca natal, donde comienza una nueva etapa como paisajista y florista. Y donde sigue al frente de Viveros Tormes tras 20 años.

Todo este equipaje vital conforma el caldo de cultivo que su creatividad necesita para desarrollar su arte, el cual ha ido evolucionando tanto en calidad como en complejidad por el uso magistral y preciso que da a las herramientas digitales que tiene a mano. Y en este contexto nace el artista Ramón Tormes.

Lo que en un principio asimila como una necesidad y una compulsión surgida del descubrimiento de la creación digital como medio de viajar mentalmente, se convierte en lo que es hoy su obra, un sorprendente medio para recrear desde su subconsciente los mundos que le han acompañado en su pasado y presentárnoslos como una expedición virtual hacia sus propias fantasías.

El universo visual de Ramón Tormes ejemplifica a la perfección la conjunción entre la ciencia más pura con las bellas artes. En sus creaciones aplica tantos grados de libertad como considera para dar forma a oníricos universos de dos dimensiones. Mundos que tiñen de color la vacuidad. Puzzles de sofisticados hábitats poblados por seres que cohabitan en terrenos caprichosos e infinitos, sabiéndose imprescindibles. Sus collages digitales son detallistas, hipnóticos y vibrantes, de una inmensa carga colorista, que lejos de dejar indiferente, te transportan inevitablemente al universo del artista.

 

Life 50x50 (1) Tropicalia 50x50 Tropicartic 50x50 (1)‘RARA AVIS’ (ATAURI)

Las composiciones de Atauri -especialmente sus ya famosas burbujas, auténticos poemas visuales introducidos en una semi-esfera- son parte del paisaje de Mad is Mad prácticamente desde su apertura, hace 10 años.

Para esta exposición, Atauri explica su inspiración: “Con la celebración de la primavera como punto de partida, y la oportunidad de compartir espacio con Ramón Tormes, he continuado la serie ‘Rara Avis’ con unas obras contagiadas de colorido y optimismo. El denominador común de ‘Rara Avis’ es la repetición de pequeños objetos cotidianos organizados en geometrías, en las que siempre sobresale una pieza que rompe la armonía del grupo. Esa pieza nos hace reflexionar sobre el valor del diferente. La cualidad que le hace resaltar frente al resto, a pesar de su aparente similitud”.

En estos tiempos de estandarización, de seres alineados y alienados, Atauri ha querido rendir un homenaje al “raro”.

cisne 50x50 ra avis 2 100x100 rara avis flores 60x60 (1) rara avis mariposa60x60

‘LIFE IS PINK’ (MIKI LOWE)

Miki Lowe es una artista anglo-japonesa educada en Francia, que en la actualidad trabaja en Londres como ilustradora / diseñadora, habitualmente dentro de los sectores de la música y el teatro.

Influenciada por el surrealismo y el simbolismo, su trabajo es una mezcla ecléctica de dibujos, grabados, fotografías, intervenciones digitales y collages. Todas las técnicas que le permiten crear imágenes que mezclan lo mundano con el maravilloso disparate surrealista.

El trabajo que presenta en Mad is Mad es una simbiosis de representaciones de la vida real entrelazadas con múltiples mundos imaginarios llenos de criaturas híbridas y escenarios utópicos, en los que se invita a los espectadores a perderse dentro. Muchas de las obras están relacionadas con la atmósfera de los poemas de Charles Bukowski.

Esta exposición significa una ventana abierta al estudio y mente de la artista. Sus contradicciones y obsesiones recurrentes en torno a objetos cotidianos; los gestos repetitivos tal vez sean un reflejo del crecimiento internacional de la artista y revelan una especial sensibilidad hacia la locura de nuestro mundo, pero presenta también una especie de antídoto frente a los conflictos del pensamiento actual: LIFE IS PINK.

collagealoevera madismad2 MIKI1 pool