11.12.2011

Ofelia García

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0

En el mundo de Ofelia García falta el gato de Cheshire o el Dodo o el sombrerero loco. Aunque quizás están, pero de otra forma, pues de su personalidad deudora de Alicia emerge una realidad paralela poderosa y arrebatadora. En forma de calaveras, por ejemplo. Los crudos cráneos pelados de Valdés Leal aumentan en las dos obras que presenta Mad is Mad hasta alcanzar un tamaño desproporcionado. Y su colorido también formula en densidad y gama un estimulante juego de variaciones. De forma que todo junto convierte esa memoria de mortalidad en un combinado de humor, ambigüedad y realidad trascendida. Así son estas calaveras lisérgicas. Alicia hubiera dado su aprobación. Y en Mad is Mad se la damos, por supuesto, con creces.

Ofelia Garcí­a ha expuesto en las galerías Rafael Pérez Hernando y Trama de Madrid; y cuenta con obra en la colección del Museo Municipal de Arte Contemporáneo de Madrid y en la Fundación Wellington.

Ya estuvo en Mad is Mad en la temporada de otoño de 2007 con unas evocadoras fotografías pintadas en blanco y negro de Nueva York; ahora regresa a nuestra galería con esos dos imponentes retratos de lo efímero.

Palabras relacionadas: