28.02.2012

Lo que queda de los días

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0

lydiaweb211

INVIERNO/ 2012. FEBRERO Volvemos con una apuesta decidida y sólida por el dibujo; los cuatro artistas que presentamos son dibujantes consumados: Juan Pablo Villalpando, Lydia Thompson, Jordan Morton y Javier Corzo. No solo en la forma, también convergen en el contenido, el fondo: todos coinciden en su intención de atrapar el tiempo frente al paso implacable de los días; pero nosotros hemos querido enfocarlo por el lado positivo, todo pasa, pero también todo queda, el paso del tiempo siempre nos aporta un poso, nos ayuda a vivir, a saber más, a tener más recursos para enfrentarnos a los tiempos y contratiempos de la vida. ‘Lo que queda de los días’ no es una visión nostálgica de ‘todo tiempo pasado fue mejor’, ni tampoco un brindis al sol del estilo ’mirar siempre al futuro, hacia delante’, mensajes huecos; se trata de entendernos como un todo continuo, pasado-presente-futuro, en el que los recuerdos, las experiencias, nos aportan cimientos de cara al futuro. Todo cambia y evoluciona, nada se detiene, pero mostramos la parte positiva, parafraseando la película de James Ivory ‘Lo que queda del día’, con Anthony Hopkins y Emma Thompson.

 

JUAN PABLO VILLALPANDO

En Mad is Mad presenta una serie de dibujos pensados ex profeso. Son dibujos de corte minimalista donde el “menos es más” funciona con sutileza y armonía. Y aunque no suele trabajar con referencias concretas ni pretende contar algo definido, sus dibujos tienen algo de jeroglíficos que invitan al espectador a descifrarlos.

Nacido en Madrid en 1963, desde 1992 ha realizado más de un centenar de exposiciones tanto individualmente como de forma colectiva. Su obra se ha podido ver en Madrid, Barcelona, Nueva York, Montreal, La Habana, Quito, Sao Paulo, Helsinki, Munich, Leipzig o Münster. Ha obtenido numerosos premios, casi todos relacionados con la gráfica, entre ellos el primer premio internacional en la II Bienal Fundación Deutsche Stiftung. Entre las instituciones que poseen obra suya destaca la Calcografía Nacional, el Instituto Valenciano de Arte Moderno, el Center for Books Arts de New York o el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid.

villapandweb-300x194 villalpandweb2-300x194 villalpandweb3-300x194

Juan Pablo Villalpando lleva trabajando en la obra gráficamás de 25 años, en la línea de grandes maestros como Hernández Pijuan; y ha participado en la formación en esta materia de toda una generación de jóvenes artistas que ya han expuesto con nosotros, como Paula Fraile y Paula García Arizkun. Desde que empezó, la obra impresa está omnipresente en su trabajo, pero también le apasiona el dibujo. Su obra se ha desarrollado en dos líneas, la investigación y la intuición. Su trabajo ha ido evolucionando a lo largo de los años y desde hace tiempo le gusta trabajar en series; series de grabados, de dibujos, de fotografías….

 

LYDIA THOMPSON

Su último proyecto, el que trae a nuestra galería, comenzó como un ejercicio diario de disciplina creativa; desde el 1 de enero al 31 de diciembre de 2011, 365 días, 365 dibujos. Acuarelas de vivos colores y trazos frescos y desenfadados; una para cada día del año inspirada en algo que sucedió: algo extraño, una nota de humor, una canción, un plato de comida, un animal… Escenas cotidianas. Una aproximación al transcurrir de los días desde la perspectiva del humor y lo doméstico. A medida que el proyecto avanzaba, las ilustraciones a su vez empezaron a influir en los días, desvelando inspiraciones en los sitios más insospechados. Con este proyecto, Lydia Thompson explora la lucha cotidiana por buscar un espacio para la creatividad y las sendas que sigue nuestro cerebro para recordar.

lydiaweb21

Se trata de construir una gran historia a partir de lo que significa el detalle, la anécdota. Al contemplar los 365 dibujos todos juntos en Mad is Mad, tenemos la misma sensación que cuando releemos un diario o repasamos una agenda, todas esas pequeñas cosas construyen algo grande, un yo, nuestra vida; adquirimos consciencia de nosotros mismos. Abstracción, en fin, a partir de lo muy concreto.

Licenciada en Bellas Artes e Historia del Arte por la Universidad londinense de Goldsmiths, Lydia Thompson se especializó en dibujo, pintura, escultura y animación ‘stop motion’. Británica de nacimiento, reside en Madrid desde hace cinco años. Sus trabajos incluyen ilustraciones para distintos soportes como libros, portadas de discos y eventos (www.thestomachroom.co.uk).

 

 

JORDAN MORTON

 

Los dibujos que Jordan Morton firma para Mad is Mad no son lo que aparentan: retratos de gente normal animados por precisas, casi obsesivas, geometrías. Porque detrás de esas figuras aparentemente inocuas se descubren historias. A veces se trata de historias de malvados, como los millonarios timadores que simbolizan la época de los bonos basura, y a veces de destinos trágicos, como esa mujer cuya fotografía se encontró en un campo de internamiento camboyano de los jemeres rojos donde la mayoría de la gente fue ajusticiada. Así, la delicadeza de la propuesta de Morton esconde una carga política y sentimental, de crítica a los depredadores económicos y de empatía y solidaridad con las víctimas de la injusticia.

After-S21-3.small_-254x300jordanweb1-252x300 jordanmortonweb3-267x300

Licenciado en Bellas Artes, Jordan Morton estudió en el Camberwell College of Art y en la Universidad de Brighton. Vive en Madrid y actualmente realiza un máster en Bellas Artes en la Universidad Complutense. Su obra forma parte de la colección de dibujo del Museo Británico (flickr.com/people/jordanmorton/)

 

JAVIER CORZO

A Mad is Mad nos trae este invierno de 2012 la serie ‘Lugares comunes’, en blancos, grises y negros, con óleo y bolígrafo y tinta sobre papel. Son su interpretación de instantáneas tomadas por turistas en el Este de Europa donde las ruinas de nuestro propio tiempo adquieren protagonismo. Sitios sin gente que nos recuerdan a ciudades como Pompeya, cuya historia terminó de forma precipitada, dejando congeladas tantas biografías sin tiempo para siquiera poner un punto y coma. De ahí que se encuadre plenamente en el concepto de la exposición ‘Lo que queda de los días’. Hoy día, el turista repite el viaje del explorador romántico a las ruinas de otros pueblos, con la salvedad de que aquí no nos ha dado tiempo de tomar una distancia histórica del pasado; la tragedia está aún presente por todas partes. Tal vez es ese el siniestro atractivo de estos parajes en los que se repiten los tics de todo buen turista a la caza del ‘souvenir’. La reproducción de pequeños dibujos de Murakami aporta el contrapunto sarcástico a una desolación que crea atmósferas ‘hopperianas’. Son paisajes en inquietante ‘stand-by’.

corzo1-300x233 corzo2-300x223

El dibujo de línea dura convierte los paisajes en imágenes lo suficientemente ambiguas como para trascender la geografía y convertirse en conceptos; podrían referirse a cualquier parte del mundo, cualquier rincón donde no haya sucedido nada digno de mención. La paradoja se confirma cuando los destinos alternativos se adentran en ‘selectos’ espacios de exclusión -como Chernóbil o el desecado Mar de Aral, las favelas o las cárceles abandonadas-. En ellos podemos recuperar la ilusión del pionero en contacto con las ruinas inéditas de su propio presente, que está ya en condiciones de ser ‘musealizado’ y ‘monumentalizado’, pues parece haber nacido desgajado de su propia cultura.

Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de La Laguna (Tenerife) en 2010, con Beca Erasmus en Manchester. Actualmente se encuentra cursando el Master en Arte y Creación de la Complutense y de Infografía y Animación en 3D en Trazos Infografía. A pesar de lo reciente de su carrera, ya ha participado en diversas exposiciones en Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas, Bilbao, Segovia, Sabadell y, sobre todo, en La Laguna, donde lleva mostrando su trabajo desde 2006.

Palabras relacionadas: , , ,