20.02.2012

Héctor Orruño

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0

Héctor Orruño titula ‘En la mente de Falconer’ el cuadro de gran formato que presenta en Mad is Mad. La novela ‘Falconer’, de John Cheever, que daba nombre a una prisión, le sirve como motivo inspirador en su incansable entrecruzamiento de líneas que crean perspectivas obsesivas y delicadas, delirantes y sutiles. Una atmósfera para los aspirantes a fugitivos. Es en esa pulsión hacia los espacios abiertos, detenida por los límites que se transforman en muros que a su vez forman un laberinto, donde el cuadro de Orruño alcanza una exquisita intensidad metafórica. A lo que se une una resolución técnica impecable y una apropiación del color tan audaz como conseguida.

En las otras pequeñas obras que Orruño presenta en Mad is Mad el esquema se repite, ya sea en su indagación en la melancolía (que para Víctor Hugo era “el placer de la tristeza”), en una tabla donde esa palabra, en letras mayúsculas, lo cubre casi todo, como en su búsqueda de fugas y ‘crescendos’ cromáticos (caso del díptico que presenta: blanco/negro).

Héctor Orruño nació en Vitoria-Gasteiz en 1980 y estudió Bellas Artes en Bilbao. Cuenta con obras en las colecciones del Centro Museo de Arte Contemporáneo de Vitoria, Caja Madrid, Diputación Foral de Álava, Caja Vital Kutxa, Gobierno Vasco y Universidad del País Vasco.

Palabras relacionadas: