11.12.2011

Gialt Lemmens

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0

Heerlen, Holanda, 1966

Tras una sólida trayectoria en Holanda como artista estudió Escultura en Maastricht, fue profesor de arte en la Academia Willem de Kooning de Rotterdam, expuso en diversas galerí­as de La Haya, Maastricht y Rotterdam-, desembarcó en Madrid recientemente, donde se ha instalado. Su inventiva conecta a la perfección con Mad is Mad. Así­ explica su proceso creativo: “Mi obra muestra fragmentos, es muy fragmentaria. No sólo en un plano fí­sico, sino también de pensamiento. Quizá el eje conductor sea sorprender y sorprenderme, no aburrir, no aburrirme. Yo siempre quise ser actor, pero tras estudiar teatro durante varios años, comencé a odiarlo. Pero algo de esa faceta de actor ha quedado en mi trabajo artí­stico. Yo querí­a ser ese clown que de vez en cuando suelta ocurrencias impactantes. Esa es mi obra. Quiero hacer arte divertido y luminoso, con un sustrato crí­tico, impertinente, inconformista. Incluso cruel. Es una más de mis contradicciones. Quiero reí­rme de los otros, de las situaciones, de los sexos, los polí­ticos… y sobre todo de mí­ mismo. Sin pudor. De mi contradictorio mí­ mismo”.

“Tras estudiar escultura, me di cuenta de que conseguí­a expresar mejor lo que querí­a decir a través de instalaciones. Mostrar fragmentos de mi vida personal mezclados con basura, mis dibujos junto a lo que iba encontrando por el camino; me inspira especialmente la mezcla de elementos í­ntimos -mí­os, de mis amigos, de mi novia- como trozos de uñas, pelos, prendas, con otros objetos de desconocidos que los han arrojado de sus vidas, de sus casas, por inservibles y ya no los van a usar más. Me he aficionado a rescatarlos del olvido. Mi madre era una fanática de lo que ella llamaba “hacer limpieza”; quizá por reacción, a mí­ siempre me ha gustado recoger restos sin aparente interés ni utilidad. Combinar el bronce con materiales ‘trash’ para prepararlos como obras destinadas a la ‘eternidad’.

“Quizá la palabra clave de mi obra sea JUEGO. Juego con la historia, con la historia del arte, conmigo mismo; jugar con mis ojos, con mis bocas, con cualquier cosa, con todo. Recuperar los desechos de la vida y hacer de ellos algo imperecedero, con futuro; volver a darle valor”. Juego y algo más. Los ‘collages’ y esculturas de Gialt Lemmens en Mad is Mad crean una atmósfera inquietante; figuras como ‘resucitadas’ que adquieren, por la mano de este demiurgo irreverente, una presencia desasosegante.

Palabras relacionadas: , , , , ,