11.12.2011

Cless

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0

Valladolid, 1979

Al mirar sus elaborados e inspirados ‘collages’ se siente esa estúpida cosa del yo podría hacer esto; ha conseguido hacer parecer fácil algo que no lo es. La superposición y fusión de imágenes juega a favor de la consecución de una búsqueda muy personal. Siempre persiguiendo, buscando y encontrando, ha entrado en un mundo personal en ocasiones autorreferencial y muchas otras, universal, empleando códigos de lenguaje propios, apropiados y prestados. Cless entra en el mundo del Arte como se debe hacer, sin quererlo, como consecuencia de un trabajo personal que le obliga a seguir siempre hacia delante; combinando el mundo prohibido y público del wild style neoyorquino sobre muros abandonados con el otro privado de sus propias obsesiones. Todo vale. La saturación visual y los desechos se usan como materia prima en un ejercicio de costura muy fino, un bordado sin patrones.

Palabras relacionadas: , , , ,